Podología infantil

 

"En nuestra clínica tenemos una especial predisposición hacia los más pequeños

y somos expertos en podologia biomecánica infantil."


Los niños son un grupo de población vulnerable a los estímulos externos que puedan recibir en su vida diaria. Por ello, es imprescindible el control periódico para evitar la aparición de complicaciones posteriores que puedan dificultar su desarrollo correcto. Una evaluación precoz de la forma de pisar de un niño puede ayudar a evitar muchas patologías en la edad adulta, realizando tratamientos correctores y preventivos. Tener un buen apoyo plantar garantizará un mejor desarrollo psicomotriz del niño y favorecerá la práctica deportiva del mismo.

 

Caídas frecuentes y torpeza al caminar sin motivo aparente, dolores plantares y cansacio prematuro del niño nos deben alertar para consultar al podólogo.


Muchos de los niños considerados "torpes" y que no les gusta el deporte, en realidad tienen una forma de pisar que les dificulta y les hace que tengan menos aptitudes deportivas y por lo tanto abandonen dichas practicas y a su vez, la falta de actividad física favorece el aumento de peso y eso dificultará todavía más la manera de caminar correctamente. No debemos olvidar que el niño está en una fase de desarrollo, crecimiento y formación, y por tanto, las alteraciones que pueda presentar se pueden consolidar en esta fase para hacerse permanentes en la etapa adulta. Por eso una alteración del apoyo plantar también afectará a la colocación de la rodilla y la posturología del niño.

 

 

 

Un correcto diagnóstico y tratamiento de las alteraciones estructurales y/o funcionales en pies y piernas de los niños ( pies planos o cavos, pies valgos o varos, geno valgo, etc. ) es básico para permitir que el niño se desarrolle y crezca correctamente.

 

 


 

PODOLOGIA DEPORTIVA INFANTIL 

 

       La edad de partida para practicar un deporte sea de una forma individual o deportes de equipo cada vez tiene un inicio más precoz.

 

       Estudios recientes sobre las extremidades inferiores, dicen que los niños que practican un solo deporte y empiezan a realizar la actividad deportiva en una edad demasiado temprana tienen mayor probabilidad de desarrollar lesiones del pie y el tobillo. Por eso se aconseja que el deporte en la etapa infantil debería tener una carga de entreno moderado.

 


 

"Los padres deberían animar a sus niños a participar en un deporte, pero nunca deben olvidar

que la competición debería ser una mera diversiónen la etapa infantil."

 

 

En la etapa infantil los huesos son inmaduros y son diferentes que los huesos de los adultos, por eso un uso excesivo

en la etapa de maduración articular puede causar inflamación de los nucleos de osificación.

 

 

"En nuestra clínica se le realizará una  minuciosa exploración dirigida a la prevención de lesiones

en la actividad deportiva del niño/a."