Quiropodia: Tratamiento de las     durezas.

Las durezas són una capa de la piel endurecida y engrosada que se forma por la excesiva presión o fricción. Pueden ser muy molestas y dolorosas. Lo primero es identificar la causa y suprimirla o minimizarla. La causa la podemos ayar en un movimiento que realizamos al pisar y que se ve incrementado por problema postural, por un calzado inadecuado o, por alteración o deformidad de los articulaciones de los pies.

 

Las callosidades pueden impedirnos llevar una vida normal dificultandonos nuestra vida cotidiana.

 

Nuestros pacientes acuden diariamente en nuestras clínicas para eliminar las durezas, cabe decir que pueden eliminarse de forma temporal retirándolos con el uso de un bisturi de una forma indolora, ya que lo que estamos quitando es la capa engrosada de la piel hasta llegar al tejido sano, tratamiento que se conoce como quiropodia.

 

No obstante con este tratamiento no estamos actuando sobre la formación de la cdurezas eso, en la mayoría de los casos vuelve a salir. Cabe remarcar que el tratamiento por no profesionales pueden provocar una infección por la utilización de instrumental no adecuado y no esterilizado. Estas infeciones pueden llegar a ser muy peligrosas, en especial en pacientes con diabetes Mellitus ( Pie diabético ) que puede llegar a la amputación de algún dedo o parte del pie.

 

Para que la dureza no vuelva a salir hay que analizar porque está saliendo (tipo de calzado, deformidades de dedos o pies, forma de caminar) y poner un tratamiento definitivo.

 


Resuelve sus dudas


Son lo mismo los callos, las durezas y los ojos de pollo?

Si.  Se refiere a una hiperqueratosis (endurecimiento y engrosamiento de la piel en un punto o zona determinada). Difieren en el tamaño, si se trata de un punto muy pequeño,se conoce como ojo de gallo o clavo, i suele ser más doloroso.  Por contra zonas más extensas se conocen vulgarmente callo o dureza .


Los callos tienen raíces?

No. Són producidos por una causa mecánica (roce y/o presión excesivos contra el calzado o el suelo) por deformidades del pie, mal calzado, anomalias platares... Sólo incidiendo en estas cuestiones podemos eliminar definitivamente el problema.

 

Tengo una dureza con un punto negro en medio, ¿qué es?

Ocasionalmente se producen pequeñas hemorragias en las capas más profundas de las durezas, esa sangre se corresponde con este punto oscuro. No tiene ninguna importancia.

 

Si las durezas no me duelen, ¿es necesario que los trate?

Sí, una dureza siempre es un síntoma indicativo de que algo no funciona correctamente en el pie: la forma de andar, una desalineación o desviación de alguna estructura, un calzado inadecuado ...

¿Los callos cuanto más se quitan más salen de nuevo?

No. Se trata de una leyenda. Salen por una causa mecánica: deformidad del pie, forma de andar, calzado inadecuado .... causas que si no se tratan provocarán que la dureza sigan saliendo periódicamente. Si sólo vamos eliminando la piel endurecida y no tratamos la causa, no solucionaremos de forma definitiva el problema.

 

¿Los callos se operan para quitarlos de maner definitiva?

No. Las cirugias podológicas estan destinadas a eliminar las causas de la aparición de las durezas: desviaciones o deformaciones de dedos, de huesos y articulaciones del pie. 

 

¿Las durezas pueden infectarse?

Sí. Cuando una dureza se mantiene durante mucho tiempo, sin eliminarlo, puede provocar un acúmulo de líquido entre la piel sana y el callo, e infectarse. En este caso aparece dolor intenso, calor, enrojecimiento de la piel...  Hay que tratarlo con urgencia.

 

¿Debemos vigilar el lugar donde tratamos las patologias del pie?

Sí. Hay que acudir siempre a un especialista en pies, un Podólogo colegiado. Hace falta una técnica profesional, precisa y cuidadosa para limpiarlos. Un material estéril y de un solo uso (se tira después atender cada paciente), y un centro o clínica con la autorización de la Conselleria de Sanitat de la Comunitat Valenciana, que garantice las medidas de asepsia y los conocimientos necesarios para tratar estas patologías